Un cumpleaños como nunca

Mayo siempre ha sido un mes especial, muchos días libres para hacer puentes vacacionales, celebraciones importantes como el día de la madre y el día del maestro (cuando estabas en la escuela significaba muchos días libres) y entre otras cosas: mi cumpleaños.

Sinceramente nunca he sido afanoso por festejar mi cumpleaños y querer recibir toda la atención, a mi me gusta pasar desapercibido sin no importa el día del año. Mientras menos atención pueda obtener, por mi mejor. Creo que es por mi condición de hijo del medio, siempre he estado acostumbrado a estar un poco tras bambalinas; al final del día se puede hacer todo lo que tu quieras y nadie se entera 😉

El punto es que, aunque no me guste festejarlo; este año si fue un cumpleaños muy atípico. Cada año al menos procuro ir a comer con la gente que realmente me importa en la vida; una buena comida, cerveza o vino y por supuesto un postre (ese es mi manera de celebrar un año más de vida).

Este año 2020 gracias a COVID19, sabemos que debemos guardar la sana distancia; no salir a ningún lado si no es estrictamente necesario (si antes no me parecía estrictamente necesaria la celebración de mi cumpleaños, pues ahora menos) y sobre todo: restaurantes, bares y algunos buenos cafés, están cerrados (ouch).

La verdad es que si extrañé mucho los abrazos de los buenos amigos y sobre todo de los más allegados y de mi familia; sí, sobre todo ellos. Desde que comenzó la alerta por Covid, alrededor de marzo 15, he tratado de estar resguardado en casa, he tenido algunas salidas a la oficina, pero en definitiva dejé de ir con mi mamá y mi hermano menor, ya que me dolería mucho ponerlos en riesgo, porque pertenecen a un sector vulnerable.

Nunca había estado separado tanto tiempo voluntariamente, bueno…. “voluntariamente”. Se siente medio gacho, querer ir a abrazarlos y no poder hacerlo; aun estando en la misma ciudad. Cuando vivía fuera de México, era obvio que no podía por la distancia; pero ahora, simplemente se siente horrible.

Festejando al estilo COVID19

En fin, como les decía al principio; no soy de los que festeja y quiere llamar la atención, pero este año recibí uno de los mejores festejos; me compraron mi pastel, me cantaron las mañanitas con la sana distancia, hubo video llamadas con amigos y familia en una fiesta virtual.

Déjame un comentario.