Tendencias en la industria del smartphone

A lo largo de 2013 ha sido interesante comprobar las nuevas tendencias en la industria del smartphone. Mientras que el segmento de dispositivos de bajo costo aumenta de manera significativamente más rápida que en años anteriores, la aparición de versiones modernizadas de dispositivos de alta gama se ha desacelerado. Con lo cual la era de las ganancias récord en la industria de los smartphones experimenta una nueva transformación.

Una mirada a las estrategias de las jugadores más grandes de la industria como Samsung, Nokia, Apple y BlackBerry muestra un vistazo de lo que este sector ofrecerá el resto del año.

Por ejemplo, desde la introducción a principios de 2013 del sistema operativo BlackBerry 10 ésta compañía ha conseguido un equilibrio en la gama de dispositivos económicos y aquellos de mayor avance tecnológico ofrecidos en su plataforma.

Mientras que en el caso de Samsung puede afirmarse que ya ha visto una respuesta muy favorable con la línea de dispositivos Galaxy S y Galaxy S4. Estos son unos de los pocos modelos que, durante algunos períodos, han superado en ventas al iPhone. La compañía cuenta además con un sólido récord como fabricante de celulares de bajo costo y recientemente ha lanzado versiones baratas de sus dispositivos más populares tal es el caso del Galaxy Mini, por ejemplo.

Cabe señalar que hasta hace relativamente poco tiempo, Nokia controlaba el mercado de telefonía celular en la mayor parte de los países en vías de desarrollo. Sin embargo, cuando muchos de sus clientes optaron por cambiar a smartphones eligieron otras opciones como Android. La respuesta de la compañía por recuperar el terreno perdido puede resumirse en el lanzamiento de la línea Asha que ya cuenta con más de una docena de modelos todos ellos concebidos como dispositivos económicos. Del otro lado del espectro, Nokia ha unido fuerzas con Microsoft para lanzar dispositivos con sistemas Windows. Ambas iniciativas empiezan a reforzar, si bien de manera gradual, la amenazada presencia de esta compañía en el mercado.

Finalmente, Apple no ha hecho ningún anuncio oficial sobre el lanzamiento de un celular de bajo costo pero crecen las especulaciones de que un iPhone “barato” similar a la estrategia realizada con el iPad Mini pueda ser lanzando al mercado próximamente. El hecho de que Apple haya iniciado operaciones con un fabricante chino de bajo costo puede ser el primer paso de la compañía en su intento de ganar clientes de todos los espectros.

Con esto, queda claro que una estrategia clave para aumentar la competitividad de todas las compañías es la de continuar introduciendo modelos de smartphones de todos los presupuestos.

Déjame un comentario.