Sonríe estás vivo

Bien dicen por ahí que las cosas más valiosas de la vida no cuestan nada, yo sé que suena a cliché y a frase de tarjeta del día de la amistad, sin embargo es cierto que las mejores cosas que tenemos los seres humanos son las que no cuestan nada, entre ellas nuestra vida.

Estamos tan ocupados en nuestro día a día, que muy pocas veces le ponemos atención a las cosas que realmente nos hacen felices. Y pensamos que muchas veces nuestra felicidad depende de muchísimos otros factores lejos de nosotros.

Con el propósito de “encontrar” la felicidad hemos creado procesos tan complicados que cada día parece más difícil el toparnos con ella o algo que solo los muy privilegiados pueden alcanzar. Sin embargo la verdad es que la felicidad no es una condición de nuestra vida, que se pueda conseguir solo en ciertas circunstancias, la verdad es que la felicidad solo es el resultado del deseo de obtenerla, esa es su forma más “orgánica” pero nos hemos dado a la tarea de refinar tanto el proceso de alcanzarla que se ha vuelto hasta dañina y difícil de alcanzar.

Este cartel que les pongo en el post, me lo encontré en las calles de la ciudad de Guadalajara, ese día en especial había sido uno no muy favorable ni agradable, algunas cuestiones me habían hecho sentir un tanto enfadado, no solo conmigo mismo, sino con la gente que está a mi alrededor. Es por eso que de pronto adquirió mucho valor que quise conservarlo con una fotografía.

“Sonríe, estás vivo” por muy simple e improvisado que les parezca hizo su cometido, me arranco una sonrisa, y por muy tonto que parezca me hizo sentir mejor y recordarme que es lo que verdaderamente tiene valor en mi vida, mi vida misma.

Espero que a ustedes también les arranque una sonrisa este pequeño cartel que ronda en las calles de Guadalajara.

¡Sonrían están vivos! Reciban un abrazo gratis de mi parte!

Déjame un comentario.