Lo que realmente vale la pena…

¿Qué es lo que realmente tiene valor en la vida? Esa fue la pregunta que a lo largo de esta semana surgió en mi. Me he puesto a meditar un poco al respecto, muchas veces los hombres le damos demasiada importancia a ciertos aspectos en nuestra vida; el dinero, el poder, entre otros; con ellos pretendemos medir nuestro éxito o nuestro desarrollo personal.

Es lógico que el dinero y el poder, sean tomados como referencia para nuestro éxito, ya que parece ser que el mundo se mueve alrededor de ellos. Sin embargo sabemos que hay cosas que ni el dinero o el poder pueden comprar.

La amistad, el amor verdadero y hasta nuestro propio bienestar; son cosas que no tienen nada que ver con el dinero y el poder. Sí, ¡ya sé que suena a cliché!; pero aunque así suene, sabemos que este Cliché tiene toda la razón.

Según la medida del mundo, cuanto más “exitosa” es una persona, menos amigos tiene; ya que parece ser que nadie soporta el éxito de otra persona. ¿Es eso lo que realmente vale la pena en la vida? La amistad es algo tan valioso que los verdaderos amigos, aun sabiendo todo de ti; siguen queriéndote y estimándote. Entonces ¿Qué es lo que realmente vale la pena en la vida?

En fin, esta última semana he estado meditando mucho al respecto, la vida es sabia y se encarga de alejarte de las personas que realmente no merecen la pena y te acerca aun más de los que más necesitas y a los que más les haces falta. ¿Al final del día que es lo que tiene más valor para tu vida? Es una buena pregunta que todos deberíamos tratar de resolver.

Justo un video en Youtube me hizo recordar esta pregunta a lo largo de la semana y sorpresivamente me dio una respuesta. Realmente soy fanático de la buena publicidad, me gustan los mensajes que no solo tratan de vender un producto, sino que tienen un buen mensaje. El video que comento se llama “Buchanan’s Giving, feels great”. Justo me hizo resolver esa pregunta que tenia a lo largo de esta semana.

Te invito a verlo.

Gracias por leer el blog! Disfruten a sus amigos. Happy blogging!

Déjame un comentario.